Todo lo que tengo

Foto-08

All I Own by Sannah Kvist

Muchos jóvenes, acostumbrados a poner toda su vida en cajas, parecen estar preparados para mudarse en cualquier momento. Así, la fotógrafa Sannah Kvist con el trabajo “All I Own” documenta el estado de precariedad en el cual viven.

Las pertenencias de una persona se convierten en un indicador válido del cambio de las relaciones con la familia y con la sociedad, que permite delinear nuevos perfiles del habitante. El filósofo y sociólogo francés Jean Baudrillard, en su ensayo “El sistema de los objetos”, afirma que la configuración del mobiliario es una imagen fiel de las estructuras sociales de una época. De hecho, podemos constatar cómo actualmente los muebles se han liberado del sistema de valores ligados a la familia burguesa, hasta ahora indiscutible e inmutable, para convertirse en algo más incierto y transitorio.

Las generaciones más jóvenes que, por su condición inestable podemos definir nómadas, hoy en día están obligadas a vivir con lo esencial, consiguiendo una mejor gestión del propio espacio vital. Al mismo tiempo, los mayores, cada vez más dependientes de sus posesiones, se van convirtiendo en acumuladores de objetos, llegando al punto de reducir el espacio doméstico para poder almacenar cosas inútiles.

Este escenario debería hacer reflexionar sobre lo que realmente se necesita para vivir y, en particular, sobre el hecho que tener menos cosas hace más libre. Además, parece que este periodo de incertidumbre económica y laboral pueda servir para darse cuenta de cómo está evolucionando la manera de habitar y que, tal vez, ha llegado la hora de actualizar nuestra concepción del espacio-casa.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios y mejorar sus servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. más información | ACEPTO